Skip to content

EL PORCAL, ejemplo de restauración ambiental

¿QUÉ QUEDA DESPUÉS DE NUESTRA ACTIVIDAD PRODUCTIVA?

En pleno Parque Regional del Sureste de Madrid y a unos 40 kilómetros de la capital, en el término municipal de Rivas Vaciamadrid, se encuentra la finca de El Porcal, una de nuestras antiguas explotaciones graveras de árido silicio reconvertida en un ecosistema natural, declarado en 1994 espacio protegido, que forma parte de la cuenca sedimentaria de los ríos Jarama y Manzanares.

Como resultado de la estrategia de conservación que se ha ido aplicando en los últimos 30 años, El Porcal se ha convertido hoy en día en uno de los espacios pro-tegidos con más riqueza natural del Parque Regional del Sureste de Madrid, incluido como Reserva Integral y declarado en 1994 espacio protegido. En él habitan más de 180 especies de animales, muchas de ellas amenazadas con extinguirse y es nuestro deber protegerlas para preservarlas. 

Hasta el año 2008, de este lugar se obtenían áridos de diferente composición granulométrica para la edificación y desarrollo de infraestructuras, así como para industrias de cemento, vidrio y pinturas, entre otras. El lavado de los áridos originaba gran variedad de tipos de arena que se iba depositando en las lagunas hasta formar unas playas, que se irían poblando de vegetación y de pequeños invertebrados que servirían de alimento a otros animales de mayor tamaño.

Para que El Porcal sea hoy reserva de la biosfera de la Comunidad de Madrid, el Grupo Cementos Portland Valverrivas mantiene un convenio  con la Asociación de Naturalistas Naumanni, quien se ha hecho cargo del cuidado de su fauna y flora. Ejemplos de buenas prácticas aplicadas por Naumanni son el somormujo lavanco, el es-carabajo-avispa, el sapillo pintojo o la nutria, entre otros. Todas estas especies han encontrado en El Porcal un sitio donde quedarse, reproducirse y enriquecer la biodiversidad de especies animales de la Comunidad de Madrid.

 

  1. Dotar de los recursos y medios necesarios para cumplir los objetivos ambientales y la legislación ambiental aplicable, adquiriendo compromisos ambientales con la voluntad de ir más allá de su estricto cumplimiento.
  2. Promover una política de mejora continua de los aspectos ambientales de los productos, actividades y servicios sobre los que tenemos influencia.
  3. Identificar los riesgos y oportunidades de nuestras actividades para planificar de manera eficaz la implantación de medidas de protección, prevención, actuación y remediación.
  4. Fomentar la lucha con el cambio climático, controlando y reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero.
  5. Promover la sostenibilidad de los recursos naturales, introduciendo principios de economía circular, propiciando el uso de combustibles y materias alternativas, especialmente en la fabricación de cemento.
  6. Reducir los vertidos de aguas residuales y optimizar el consumo de agua.
  7. Favorecer la minimización de residuos, tanto peligrosos como no peligrosos, propiciando la reducción, reutilización o reciclaje, incluyendo su valorización energética frente a la eliminación o el vertido.
  8. Conservar el entorno natural de las instalaciones reduciendo, mitigando o restaurando cualquier impacto adverso al medio ambiente y preservando la biodiversidad.
  9. Incorporar consideraciones de carácter ambiental en la planificación estratégica, en lo programas de inversiones y en la adquisición de equipos y profundizar en la aplicación de las Mejores Técnicas Disponibles (MTD) en los procesos.
  10. Facilitar la formación de sensibilización de nuestros empleados en materia medio ambiental.
  11. Divulgar nuestros principios ambientales y sostenibles a los grupos de interés.